lunes, 23 de mayo de 2016

Caprichos estéticos #1 Cupcake

 



Caprichos estéticos o De las cosas que me gustan.
Parte Uno. 

¿Hay algo mas super cute kawaii que un cupcake? La respuesta es sin lugar a dudas NO. Pues todo aquello que contenga su forma es motivo suficiente para convertirlo en objeto de deseo. Decorativos o utilitarios, coleccionables o piezas únicas, estampados en tela o infantiles pegatinas, si tiene un cupcake lo amo!  "Precioso mio".

A veces, cuando las ganas y la inspiración se encuentran conmigo me gusta dibujarlos por el solo hecho de divertirme con mis propias ocurrencias. Un pastelito que a veces es dulce, otras muy amargo. Que puede estar enojado, divertido o por que no   pintando su propio Guernica. Dibujar para mi es 50% lúdico, 50%  superarme (por que siempre le tuve mas miedo que respeto al lápiz).

Hace ya un par de años, me di el gusto de ver mis propios dibujos estampados en tazas, imanes y hasta en sudaderas. La dimensión que cobraron esos dibujos al pasar del papel a un objeto fue muy inquietante y satisfactoria. Espero repetir esa experiencia pronto. 




Y si de tener la cabeza llena de cupcakes se trata, era mas que predecible  que me inclinara a ponerlos en la cabeza de Blythe, Middie y Dal. Luego de mucha practica y error, conseguí lo que quería: un helmet que se asemeje a un cupcake sin ser demasiado abultado. Fui tejiendo distintas tiradas , alternando lanas y detalles y haciéndolos un poco mas complejos a medida que avanzaba. Estoy contenta con los resultados, aunque no sé si el resto del mundo opina lo mismo. 

Notas posteriores:
Me gustan los cupcakes, pero no preparar o  comer cupcakes.
Mi cuenta pendiente: un tatuaje de cupcake

Publicar un comentario